27 de noviembre de 2007

The Key To Reserva | Freixenet 2007
Directed by Martin Scorsese



Freixenet ha cambiado glamour por talento. En su popular campaña de Navidad, ha decidido sustituir las legendarias burbujas, una tradición de cuarenta años, por una película original de uno de los grandes, Martin Scorsese. La nueva manera de brindar es 'The key to reserva' (La clave reserva), título del cortometraje de siete minutos, del que también se han hecho algunos spots de veinte segundos para su emisión en televisión. El filme es un juego con el que el cineasta americano reinterpreta a Hitchcock y con el que aprovecha para llamar la atención sobre la necesaria conservación de las películas en todo el mundo.

Un Martin Scorsese actor descubre un guión inédito del maestro del suspense y decide rodarlo como lo hubiera hecho Hitchcock en su tiempo. De ahí surge la película dentro de la película, 'The key to reserva', con Simon Baker y Kelli O´Hara como protagonistas de un minithriller. Un trabajo donde el MacGuffin es el tapón de la botella de Carta Nevada de Freixenet, que comienza con unos créditos que rinden homenaje a Saul Bass y que tiene una música heredera del cine de Hitchcock. El equipo habitual de Scorsese, con la montadora Thelma Schoonmaker a la cabeza, ha trabajado con él en el cortometraje. Una pequeña joya para el cine.

Un brindis, la aparición de una botella de Carta Nevada y la palabra reserva en el título fueron las únicas condiciones que debía cumplir el cineasta, que al principio estuvo a punto de declinar la oferta de Freixenet. "Pero empezamos a hablar de la conservación del cine y se nos ocurrió esta idea. Entonces me obsesioné con recrear el aspecto visual de las películas de Hitchcock de entre 1951 y 1958. Hay referencias a El hombre que sabía demasiado y Con la muerte en los talones, Simon Baker lleva el traje que llevaba Cary Grant, los malvados recuerdan a James Mason y Martin Landau. Además, he intentado recrear las imperfecciones de los efectos visuales de la época".

Martin Scorsese, que aseguró que le gustaba el cava "sobre todo en vacaciones", confesó que fue su pasión por el cine lo que finalmente le convenció para hacer esta película. Anteriormente, sólo había rodado tres spots publicitarios para American Express "y eran - señaló- con temas del medio ambiente y un perfil de Robert De Niro".

El cineasta trabaja actualmente en el próximo rodaje, dentro de pocos meses, de 'Shutter Island', un thriller psicológico, adaptación de una novela de Denis Lehane, autor de 'Mystic River', y en Silence, una historia de la persecución de los cristianos en el Japón del siglo XVII. "Llevo 37 años haciendo cine, sólo hago esto y creo que es una manera de hacer arte. Lo hago con el mismo espíritu que otros artistas, divertirme, la pasión de esas imágenes que se van moviendo...".

Marcado por este amor al cine, Scorsese reconoce su obsesión por este "por la imposibilidad de poseerlo... Por eso tengo una película o dos de algunos de mis directores favoritos que nunca he visto y que me reservo para una ocasión especial. El cine es una especie de locura que te atrapa. Capra decía que era una enfermedad. Es algo que hay que seguir haciendo, te atrapa, es una locura".

Articulo de "La Vanguardia"


Ver
The Key To Reserva